HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Todavía es del todo de noche. Hoy me desperté a las 6. Me desperté llena de vida. Sin las náuseas y las melancolías, con las que tantos amaneceres atormenté la mano que olvida.  Siento que vuelvo a invocarme al acto. A no ser perezosa. A no tener una ruleta rusa de la ausencia en los clichés del hash abandonado. 
Tengo recogida la cocina. Nunca seré maniática del órden. Pero ya no soy tan abandonada. Antes había perdido a mi alma de la tierra. Ahora ella ha vuelto. Me siento más viva. Como si el tiempo fuera extraordinario.
Soy más sensible a los sentidos. Ayer..cuando arrancó la calefación, salió un horrible olor de la chimenea, un veneno, me sentí muy mal por ser cómplice de algo tan terrible. Tuve que taparme la naríz... pedir perdón a los gorriones y a los gatos. Las cocinas de leña no son así. Porque son naturales. No provocan guerras de poder y asesinatos y capitalismo, no contaminan la tierra, son vegetales... son simbióticas. Así que decidí no arrancar el termóstato.. pero como la casa estaba tan fría.. los radiadores calentaron.
Tampoco quiero ya usar lejía.... es un veneno.. se me mete el olor y siento que me mata.. que me envenena a mí también.. que me provoca la muerte. Ahora uso de jabón, limones, aceite y vinagre.  La lejía mata a los peces y a otros organismos. Por lo tanto nos mata a nosotros. No sé cómo, pero hay algo que une a todos los seres vivos, si hacemos daño a alguno, nos lo hacemos a nosotros y a todos.
He vivido en humo. Yo todo esto lo sabía, siempre lo sentí, como comer carne, sabía de esos mataderos, sabía lo que hacían, y sin embargo miraba a otro lado. Ahora no me puedo permitir mirar a ningún otro lado, porque los ojos se me clavan en la médula. Aunque no soy, fundamentalista en lo vegano, porque el lobo caza, el cromañón y el neandertal cazaban. Pero ha de haber un rito de absoluto respeto a la naturaleza. Si comes carne, has de mancharte con su sangre las manos y el corazón.  Porque sino el espíritu de ese animal te torturará. Palabra de indio. No es de ley comer carne comprada en el supermercado... caída de terribles y fascistas mataderos del capitalismo...  hay que cazarla... hay que atreverse a mirar a los ojos al cordero y cortarle la yugular.... y pedir permiso a los espíritus. Sino... ese carne, nos devora el alma.  Muchos animales cazan. Hay tribus... gente humilde que vive con el corazón de la tierra y caza y es carnívoro... pero están en simbiosis con la selva. Acá somos una horrible sociedad. Y los espíritus de la pachamama.... van a levantar todas las tormentas contra el terrible crimen que estamos perpetrando a la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario