HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

fue todo muy sucio
de hojalata-sierra en la rosa del hambre
de semen entre dinamita violando las escaleras al cielo
de mendigos con VISA chupándote el ojo de cristal en la bola de helio
de hambrientos-hombres-encefalograma plano, buscando la vuelta de tuerca al plomo que resonó en la soledad del desierto
y tú con tan poca carne para el cristo
que se hizo todo una garrapata
y menstruaste soldados haciéndose el harakiri en tu corazón

No hay comentarios:

Publicar un comentario