HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

soy intratable
el verbo siempre fue una amanita y una maldición
te chupo el anillo el dedo y te cagan los sapos tu blancura
te saco la lengua, te recorro, te doy mi amor y el que no es mío
y nos prensa el pisapapeles y nos escupe cacho roto de los descosidos comprando mala hierba en el callejón

la verdad es tan asquerosa y huele tan mal, que nadie la quiere

No hay comentarios:

Publicar un comentario