HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

carta al defensor del pueblo

He encontrado unas cartas que escribí al defensor del pueblo. Al poco de salir del psiquiátrico, mi mente todavía estaba hecha una mierda por todo lo raro que viví, pero aún así, el grito, aunque estuviera mal escrito, era el grito que compartimos todos los que sufrimos los yugos de la psiquiatría.

1ºcarta
He estado ingresada en varias ocasiones en la unidad de agudos del hospital de León y he vivido experiencias traumáticas, desde ser pinchada y sedada y atada a una cama, durante horas, a tratamientos forzados, a incapacitación legal, a una variabilidad inadmisible de tratamientos y diagnósticos, a sentirme realmente desprotegida ante lo que me sucede en manos de médicos que me provocan mucho más daños, junto a desarreglos emocionales de marginación y demás por lo vivido alli... los enfermeros no estan preparados humanamente para atendernos, necesitan antes clases de humanidad...... vemos al psiquiatra de cinco a quince minutos al día, y nos tratan como si fuéramos seres irracionales y estúpidos. Cuando es un problema, muchas veces de carácter político y social y emocional... y no trabajan en ello... realmente me siento avergonzada por este sistema ante la enfermedad mental... creo que estamos desprotegidos terruiblemente... y esa sensacion se proyecta de diferentes maneras en cada uno de nosotros.

2ºCARTA (sobre su respuesta)

En relacción con el nº de expediente 07031588 :

 Los ingresos como es lógico han tenido un proceso legal. Y no por ello, justo.
Porque llevar a un ser humano, a un proceso carcelario, por pensar, sentir o ser diferente, sin ser un peligro, para si mismo, o para el resto de las personas, es desde luego, una falta de respeto a la libertad, a la integridad y a nuestra salud.. Pero señor Manuel Angel Aguilar Belda, no solo me refiero a mi caso personal, ni a los ingresos involuntarios y al trato que hay en la planta sexta del hospital de leon, que es la que yo conozco, sino a lo que pasa con nosotros a nivel nacional, en el ámbito de salud mental, el uso excesivo y nocivo de sedantes, el negocio de la enfermedad mental, donde los perjudicados somos nosotros, porque prevalece, el dinero y el poder económico de las farmacéuticas, sobre la cura. Les interesamos enfermos. Y no hay ningún deseo por parte de los psiquiatras por descubrir qué nos pasa de verdad. Ellos ya tienen de antemano la inyección.

Y si usted, no quiere implicarse en esta lucha dígalo claramente. Los "locos" señor defensor del pueblo, siempre estamos solos. Siempre lo estaremos. Por tanto, lávase las manos de la mejor manera, pero no haga en ello, que esta lucha, contra la insensatez y el veneno del sistema psiquiátrico parezca vana. Dando a su incompetencia y su miseria la razón para quitármela a mi..
Atentamente. Sheila Mareva

3ªCarta
No he obtenido respuesta, han dejado desprotegida a mi persona, mi encierro forzoso y violento en el hospital y su nacismo sobre mí y la angustia sufrida, han echo daños en mi persona, y ustedes, no me han dado ninguna respuesta efectiva.
Aunque los "enfermos" mentales estemos del otro lado, seamos un tema tabú, y el alimento de la empresa farmacéutica y los rollos pseudoreligiosos del poder psiquiátrico.., no vamos a tolerar que en el nombre de la justicia y la cordura, nos encarcelen en esos sanatorios, ni vamos a tolerar que experimenten con nosotros, los médicos vendidos por las farmacéuticas y el sistema represivo.. bastante soportamos el dolor colateral, que nos produce la marginación que incentivan con los encierros y la castración química de los obligatorios tratamientos.


Rogaría que me presentaran alguna opción, que para eso  es su trabajo, y en caso negativo te digo;
Quisiera que el defensor del pueblo, me protegiera contra él mismo.Y si cobras algo deberías devolverlo al pueblo, ya que no haces nada por el pueblo al menos darle tus sucias migajas de impostor.

Mientras una sola persona muera de hambre , no sois defensores de nada , más que de vosotros mismos.
Una vergüenza. Un robo. Una gran mierda... como lo que os puso allí para que no haya la defensa del pueblo que sólo es del pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario