HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

El sol me molestaba en la cara... así que he puesto en el tendal un trapo para cubrirlo. Caen gotas de nieve derretida del tejado. El mes de marzo ya no recuerda el lirio ensangrentado de tu casa quemada en mis senos. Ya no te llora. Ya no te es en el hueco de mi alma, el verso perdido de los contrabandistas.
Dentro de un rato iré con el perro a pisar nieve y olisquear rutas clandestinas de venados. Donde sólo el lenguaje del río, acaba en mí la frase y el sentido de mi vida... en las evanescentes grietas de lo Imposible.
Mi vida es sencilla. Hago lo que hacen los charcos y los pájaros.  Cuando tengo ganas de hablar escribo o voy a soplar a los chopos y a la hierba el ardimiento de mi interior y de la nada. Cuando necesito amor.... toco el tambor o me desnudo del pasado buscando garzas en el río. Cuando necesito un cómplice... meto nieve entre mis dedos y la como y veo un neandertal salir del otro lado de la noche mordiendo espinas. Cuando desgraciadamente lo recuerdo a él, me hago exorcismos con cardos en la piel y en las botas entre el fuego.Y al rato ya se me pasó. Me pego a los objetos de arcilla que dejó la abuela en la casa y busco el olor del petricor y del Pacífico en esos lugares donde todavía están sus huellas. Sigo también teniendo 3 años y mirando aquella águila desde mi ventana.
Yo no tengo semejantes porque no abaandoné el idioma de la estrella. No lo dejé caer al fango y a la muerte, no lo sustituí por los cuentos de la escuela y del futuro mejor y el matrimonio y la manada y el tener y el legado. Yo siempre tuve un autismo extrovertido. Una dislexia de lava. Una divergente mental y esquizofrénica en la mano que daba a la persona, y en las migas de pan que tomaba de los callejones. Yo siempre fui una perturbada... en relación a la lógica establecida y a lo común. Fui muchas en el reflejo de mi espejo cortando con navaja el marco. Fui sola... porque no se me ocurría ninguna otra manera para ir... y porque cuando intenté ir junto al amor de alguien, salí disparada al fango y a ese fuego raro de mi ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario