HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Está nevando.  Me cuesta dejar de fumar. Me distrae mucho el mono... sobretodo la nostalgia de ese deslizamiento del poema en el interior de la noche. Siento que algo se ha detenido... sólo estoy en el lugar donde el tabaco grita... no estoy en mis otros viajes, ni en la escritura, ni en la nieve, estoy sobre el agujero del síndrome. Y no disfruto tanto de la belleza del paisaje, ni de esos verbos que descubrió el olvido tan allá, tan lejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario