HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Estos dias he perdido un poco la esperanza, aunque eso no tiene qué ver con la semántica, eso siempre ha sido un latido abstracto del amor perdido cuando traza el viento murmuros de mar en la idea del fin. Es algo anticircunstancial y caprichoso del tictac del espino.  Navegamos el desconocimiento..... la ausencia se arbola en las letras de ceniza que el paso agita desde tus campanarios llenos de lágrimas verticales del verbo imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario