HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ha salido el sol.... he estado en el dentista, y no me han cobrado nada, ni necesito empastes ni nah, el dolor dijo que tal vez podría ser provocado por haber apretado la mandíbula, y anoche tuve una pesadilla, suelo apretarme los dientes cuando tengo desasosiego. Me ha alegrado saber que no tengo qué hacerme nada allí y también sentirlos a ellos majos, no usureros, ni sucios capitalistas. Estuve escribiendo en la sala de espera de allí y recordé un sentimiento de amor, lejano... de hace 5 o 6 años, cuando estaba en esa misma sala de espera también escribiendo en un cuaderno... cuando mi vida había tomado otra dirección que yo seguía llena de vehemencia y de esperanza. Aunque de aquél camino no queda nada. Lo agotamos. Y en su fin, estalló sobre la espuma de la mar. Y el réquiem se quedó sin cadáver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario