HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

 Me hallo sobre otra inquietud. En un lugar paralelo de la metáfora de la nada y de la orilla de la mar. Y aún hay algo que no sé dónde llevar. Algo que me horada buscando un verbo, un poema, el amor o un viaje sobre lo desconocido. Yo miro lo que me rodea y siento la magia y el desierto golpear éter y algo inefable. Mi piel se empapa por un ansia que camina guiada por un impulso desconocido. A veces aún no sé qué hacer con el brillo y el fuego del silencio. No me sé detener. Siento una fuerza, un derrame de versos... que me hacen ser un pájaro extraviado....en busca de un verbo. Y tal vez todo está aquí... y aún no sé leer, porque algo oculto en mí codicia un fruto, pero el fruto nunca se puede poseer. Se ha de cantar e irse, no dejar de caminar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario