HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hay una cucaracha roja y negra... y en la cola tiene un punto blanco sobre el negro... las manchas negras sobre el rojo parecen formar el rostro de un viejo dios indio con un campanario en la boca. La he grabado un rato con la cámara. Me causan un profundo respeto los insectos. Tal vez porque en el viaje con la yerba del diablo... vi millones de bichos de todas las clases, entre el espanto y las fascinación. Me da pavor matar a una mosca. Siento algo incognoscible entre los insectos, algo medio sagrado e infernal.  He hablado cosas raras con ese escarabajo y por un segundo sentí que éramos hijos de la misma grieta. Aunque tengo la piel de gallina.... como si la noche me rasgara donde estoy del todo indefensa en medio de la deriva. Está nevando muy fuerte y eso me hace feiz... se ven los copos debajo de las farolas mientras todo lo otro está oscuro. Y ya ha cuajado un poco en el prado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario