HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He bajado y entré en la habitación de X. y le dije ¿cómo tienes la luz encendida? y me dijo "marchó el perro contigo y tenía mucho miedo" y yo "¿miedo a qué?". Y ya no respondió y siguió durmiendo. Esta casa es cierto que es un poco tenebrosa... porque se escuchan muchos ruidos... estertores de los radiadores.. conciertos de metales extraviados. Y esa sensación de que habitamos en las ruinas. Que hay fríos eternos dentro de la casa. Yo desde que está Kavka duermo a pierna suelta.. pero antes, cuando estaba sola aquí, por las noches me quedaba algunos instantes escuchando esos sonidos y golpes de madera.. incluso a veces la sensación de que alguien subía las escaleras.. y entraba en un raro estado medio anestesiada, medio abrupta..
Anoche volvió a cantar el buho, he pensado que tal vez vive en el tejado. En una ocasión escuché un ruido fuerte encima de la galería. Tal vez haya alguna forma de entrar allí. Hay varias ventanas en la buhardilla. Yo siempre he querido entrar. Y alguna vez con el abuelo metimos una escalera en la trampita de acceso, pero hubo un accidente con la escayola.. y sentimos que era peligroso subir allí.  Debe haber algunos objetos antiguos que metieron allí hace 70 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario