HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado en lugares muy extraños. Pero también son fronteras dónde alguna vez se invocó el fruto de todos los fuegos.... ese telón transparente cubriendo en la sed el cuenco-instrumento musical que haría esos pozos en la soledad de los bosques en buscar de al fin poder conocer la rara cuerda que ata en mi pecho la inspiración y la muerte del camino. 
Tengo que aprender a mover de sitio el disfraz que alguna vez me prestó el amor del Sol. Tengo que unir en mi vientre lo que quede de sagrado en mí... hacia los labios del universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario