HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hierro vio morir a la abuela, al abuelo y a la tia. Aquél día le dije a X "ésta gato nos sobrevivirá a todos". Y ella abrió sus ojos llenos de espanto y me miró como rogándome. Mi vida es un columpio entre la sombra del gato y el dictado del océano. Hablamos todos un idioma muy raro. A mí me gustaria ser la vieja. La que tiene en sus pechos... cortinas de la noche, la primera en saltar al vacío y dejar en las aceras canciones de nuez y de vidrios verdes recogiendo alcoholes de la cólera de los lobos cuando se hacen mar. Ser yo la que tenga 90 años y abra la fosa con su memoria de abismos, con sus frutos entregados ya al horizonte, sin deseo de vuelta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario