HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Llego por fin ahora.... de todo ese ajetreo del veterinario..   y ahora me he abierto una cerveza.. me siento feliz... ha salido el sol.... hay un amor perpendicular colgando de la amnesia de las cigüeñas. Huele a esperanza. Al parar en la tienda... una anciana se acercó a X. y le empezó a hablar de los desgraciados que son ahora porque el ayuntamiento metió a dos familias de gitanos, con muchos niños que hacen mucho ruido, en su pueblo. Yo lo escuchaba de refilón, pensando como el racismo sigue tan dentro de la humanidad. Y qué tristes aquellos que temen a los niños y a la algabaría. Luego hablando con X. le dije, que las casas cuando fuéramos a irnos para siempre hay que regárselas a gitanos ruidosos para que se jodan los del pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario