HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me duele una muela. He llamado y me han dado cita para hoy. Hacía ya más de un año que tenía una cita para un empaste a la que no fui. Todo lo dejo marchar, hacia la casa del viento. Estoy cansada de la tierra.. quiero vivir junto a los lobos y jabalíes, quiero salir precipitada a los brazos de la mar y quedarme allí. Siempre camino entre extraños, siendo extraña de todo. Sólo me siento plena en la felicidad de la soledad sobre el monte o dentro de la mar. Cuando los poemas flotan a mi alrededor como cantos de niebla y nada importa, porque ya no existe el tiempo ni el lenguaje. Y todo está ahí y nada es mío ni nada reclama continuidad ni permanencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario