HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Necesito lavar en mi inconsciente la vía de acceso al éter. Necesito estar completamente despierta cuando la mandíbula de la nada muerde mi piel. Distinguir las señales. Descifrar las metáforas. Siento que me he metido en un lugar muy extraño. Que por un lado, me dará la fuerza, de la acción, de la forma, del acecho, de la defensa de nitroglicerina de mi amor. Cuando me enfrente sanguíneamente con mis fantasmas. 
Escucho canciones de Milva... por alguna razón ella... me lleva a una luz que siento romperse en mil cachos en mis noches. No entiendo lo que canta. Precisamente por eso, su magia me ata, hacia una especie de regazo maternal en medio de la tormenta.
Tengo que ser muy precavida con el atentado de lava. Algo... de él... me es una flor prohibida, el pecado, pero por alguna razón también lo siento un viaje al Imposible. Siento una atracción tan abisal hacia él... que todo en mí se defiende contra dejarlo entrar y contra dejarme ir. Eso me lleva a una alegoría. A un lugar intermedio.. una especie de barco. Sé que eso me puede dar muchas armas para Ser. Pero debo defender mi pobreza como un buque, como un Pais de Nunca Jamás. No debo caer en sus redes, pero quiero que siga moviéndose la cuerda para succionar el canto del éter.  Yo también tengo que jugar. Hacía tal vez... 8 años.. que no sentía algo así, con un hombre. Pero él, no parece un humano. No se mueve, no mira, no habla como tal. Precisamente por eso me invoca un incendio exarcerbante en mis entrañas. Hay una atracción sexual tan intensa... que me hace trascender contra mis instintos. Algo que parece un Sueño... entre el mundo de los muertos y la mirada de la mar. Algo que parece jugar a matarme, algo que parece mear peyote sobre las llagas. Algo que me enloquece como un tango escrito con lengua francesa en la absenta. Algo que enfrenta... mi animal salvaje con el nombre que le había puesto a mi cielo. Algo tan penetrante.... que parece un suicidio. Y a la vez me empuja a ahondar todas mis armas, todo lo que me importa, lo que verdaderamente quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario