HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

No me importa lo que he vivido... para ningún propósito de mi yo. Lo que me interesa es la manifestación de mi espíritu, en los diferentes lugares de percepción. Ese mapa abstracto... donde la hechura es algo secundario, pero es una forma para comprender un latido más cuántico. Siempre he vivido con una guerra amnésica de mí misma. Porque he vivido muchos años, en un lugar extravagante de la percepción que se transformaba y cambiaba de sitio, cambiaba el "punto de encaje" que diría Don Juan. Y a veces se quedaban desunidas y dividas en mi alma.... los distintos lugares del latido, provocándome desrrealización y múltiple identidad y amnesia.  Yo fui un chivo expiatorio de todos aquellos lugares del abismo y de la locura, luchando por la Conciencia en medio del fuego y de la nada.  Mi vida no ha sido normal. No he vivido en armonia, con un pensamiento, ni con un sentimiento, ni con un camino. Por lo que sea, yo vivi embrujada por las metamorfosis... que me llevaron al manicomio, y a una lucha sanguínea por mi ser y los motivos de mi locura, cuando todos en mi alrededor querían arrancármelos de una o otra manera, llamándome esquizofrénica, negando mis ojos, echando piedras y muros castradores psiquiátricos encima.... El loco sufre la mayor de las soledades.... porque es arrancado, de sus propios motivos, porque lo toman por un enfermo y nadie quiere comprender sus ojos, porque sus ojos cuestionan con fuego, la mentira de los demás y su teatro, los ojos del loco son peligrosos, porque derrumban paises y destruyen culturas. Yo elegí mi locura, cuando el exterior la quería secuestrar en el sucio código religioso, dogmático y vendido a las farmacéuticas y al capitalismo de la psiquiatría. Y como no tenia ningún mecanismo social y racional, apenas para defenderlo, lo defendí con el éter y el poema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario