HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Si tuviera algo de dinero me gustaría ir a la mar.. a un camping, con el perro, con la vida y las gallinas cluecas que vuelan sobre el crepúsculo. Pero de momento estaré aquí. Y quiero estar incendiariamente en cada soliloquio del ácaro y de la legaña del abedul y de las cigüeñas. Ir hacia mi camino, es ir a veces contra todos los caminos consensuados, aceptados, y dogmatizados por los que andan poniendo señales y cemento. Es ir más allá de lo que yo misma pensé, cuando mi pensamiento se había criado entre la vejez de los humanos y sus infiernos cívicos y agachados al poder y a su cultura sectaria y sus rollos de nación y de pueblo que ya no es pueblo y no se levanta. Yo no debo fiarme de nada, ni de lo que es la realidad, ni de lo que los otros han escrito sobre lo que es lo Desconocido. Ni del sentido común, ni de la materia, ni de lo etéreo, ni de mis sentimientos y pesquisas de mis experiencias. Pero a la vez debo tomármelo todo a pecho y al pie de la letra. Absorber, digerir y cagar, todo lo que me venga desde el exterior. Y hacer un proceso paralelo con un giro de 180º de lo que creo que viene de mi interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario