HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ya no quiero saber qué había allí. Hay demasiado dolor. Mi palabra estaba tan rota que me hiere leerla. Me hieren todos los poemas que escribí en mi pasado, todas las cartas, todas esas historias que eran todas el cuento de la desventura y el ensangramiento. He encontrado muchos fantasmas dentro de aquél email.... correos muy raros y delirantes,  con una escritura enferma, incendiada... pensamientos medio paranoicos, del abismo, de la desrrealización, de la ausencia del verbo, anacolutos.. Allí no debo volver jamás. He encontrado... cartas de amor que me saben al escorbuto mar adentro. He encontrado cientos de archivos con mis poemas del hambre y del delirio... Escritos sin saber escribir, cuando la mente es un parásito dentro del delirium tremens que me provoca pavor y asco leer.. He visto también unas fotos... de las que yo hacía, dónde estaba el Thor, y los gatos Libre y Gubia y me entraron ganas de llorar al ver al Thor y su cabeza pegada en la mía....... Y mi cara tan triste, mis ojos tan muertos, con esas rastas y esa pinta de porquiosera a la que le falta una bala y apretar el gatillo. He visto a mi abuela y a mi abuelo... en éste mismo patio. Un montón de cartas íntimas con personas que no recuerdo.. todas muy raras, muy locas. Voy a borrar esa cuenta y no volver jamás a mi pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario