HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ahora trato de recuperarme, de volver a mirar con el cubismo. Sé que esa mirada atormentada, no era real, aunque todas sus palabras hicieran sangre en mí. Sólo era un espejismo en el quebranto del yo, una proyección sesgada de un cúmulo de historias del pasado y una reacción que repetía todas sus sombras.
Me desperté enfadada y triste, me desperté sintiendo rechazo y rasguños. Me desperté lejos del presente y de la vida. Y empecé a apuñalarlo todo. Eso me causaba dolor y el dolor me hacía hacerlo más, con más extremismo, con más ruinas. Y esa percepción de las sombras, era un espejo y todo lo que se paraba allí, se volvía oscuro. Y todos nosotros, nos hicimos su jodida letra y grito.
Ahora al darme cuenta de esto, vuelvo a mirar con cierta cuántica.
La mente es mágica y es tormentosa. La mirada puede ser la libertad o puede ser el presidio. Si alimentamos gritos, tendremos eso de vuelta.
Yo me estaba dando cuenta de mi error mientras actuaba de ese modo violento y egoista, egoista de mi jodido tormento... y sin embargo lo seguía haciendo. Y ellos también lo hacían, en su dolor. Porque todos estábamos sufriendo. Y eso en el fondo, es la jaula del yo. Es una máscara.. que la supuesta realidad... y la política y materialismo de la relación con esa realidad que no es el Todo, en su cadencia de enjaulados.. nos hace ponernos y sufrirla en sangre y ceniza. Y en el fondo todos éramos unos jodidos y trágicos actores, de una puta Obra que tomamos en el fango y en la desolación y que era pura ciencia ficción del presidio del Yo... 

Como me di cuenta de esto luego, cuando me quede sola como una luna suicida.. y sentí en mi entraña vomitarse todo el pozo. Traté de hacer todo lo contrario de lo que había hecho, y fui a hablar con ellos desde una mirada de gnomo.... aunque como me sentí responsable de haberles hecho daño y haberles despertado la sombra en un súbito golpe que les envié con mi jodida entraña en fuego..., no iba a paso muy seguro y ellos estaban, hablando con su pozo, oscuros, sufriendo, también en su soledad, todavía violentos y sombríos. Y en ese jodido juego de los espejos.. chupé otra vez cierta sombra que me dio Conciencia.... aunque en el Intento ya no fue del todo igual.

Y ahora.. antes de que me vaya al pueblo.. he de dedicarme, a sembrar con juegos de locos, la magia de lo cuántico. He de devolverles la esperanza, sobretodo a él, Y la mejor forma para eso es el surrealismo, es cambiar el espejo de las sombras, a través de construir algo totalmente insólito, ilógico, que haga que su perspectiva del presidio del Yo se quede desarmada y tengan que entregarse a lo desconocido, como hacen los Brujos buenos, como hacen todos los niños de forma innata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario