HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ahora.. saldré con Kavka... hoy llevaré el tambor. Me he dado cuenta, estos días, de muchas emociones y mecanismos de mi dadá y de mi pozo...  que tenían más profundidad y más círculos y vuelos, de lo que hacía con ellas, mi jodida policía de la tumba. De algún modo.. mi herida, acumuló toda su semántica, la de mis 31 años, en otro punto de percepción, donde toda ella y sus semánticas y callejones... era asequible y mutable, en la danza de mi corazón. Yo sólo sé de las metáforas. Todo son metáforas, y cuando son otra cosa es que el dolor está haciendo monstruos y pesadas estatuas. Y ahora he de poner en práctica, la música y el juego. Porque la escritura a veces abre las heridas y le da una especie de solemnidad al dolor y a la sangre, y eso es una gran mierda, porque ha de ser una risa de locos bailando todas las estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario