HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ayer llamó mi padre al timbre.. y yo andaba recogiendo la comida que traje del pueblo, y al abrir dijo qué tienes ahí? Y le dije "una lombarda, a que nunca te hubieras imaginado que te abriría la puerta con una lombarda bajo el brazo?" Y luego anduve jugando con la lombarda detrás de él. Como si la lombarda representara un mundo mágico y traté de que besara la lombarda y me mandó a tomar por el culo.
Me doy cuenta, que al final de todo, aunque alguna vez mi familia fuera mi infierno y mi prisión.. y yo abriera en canal esa metafísica guerra existencial contra ellos, como la pólvora.. y.. Aunque yo siempre escapara, a mi propio mundo, donde no estaba nadie. Aunque alguna vez me fui como alma que lleva el diablo muy lejos de todos, a caminos extraños con extraños a repartir el vino y la miseria, alguna vez, no quise verlos jamás.. y les culpé de habernos jodido a mi hermano y a mí con sus desgracias............... Me doy cuenta que sólo están ellos de verdad. Sólo ellos, sufren cuando sufro. Sólo a ellos les preocupan mis lágrimas y mi bien, mi risa, mi corazón. 
Aunque no conozcan, muchas partes de mí, y yo no les hable jamás de ellas.
Mi viejo.. en aquella época tan jodida, donde no quedaban monedas, ni motivos, cuando yo estaba en la planta de psiquiatría del hospital, y era invierno, y hacía mucho frío y yo había tratado de suicidarme..., él subía andando cada día, porque no había para pagar un autobús, más de 6km, para verme los 30 minutos que me dejaban de visita.Y sacaba de donde fuera un paquete de tabaco para dejarme, aunque luego él no pudiera fumar.
Las veces que me desperté en urgencias, por comas etílicos o historias parecidas, al abrir los ojos, estaba mi madre y mi padre alli. Nadie más.
Una noche muy bruja y rara...  que yo tenía un brote psicótico, y había diez policías rodeándome en un círculo y yo estaba dentro y me creía el Increible Hulk y Don Quijote de la Mancha, les amenazaba y les insultaba y hablaba de la anarquía y de que estaban matando a la luna........, cuando un policía levantó la porra para pegarme con ella, mi viejo lo agarró de la pechera y sacó su puño para que no me hiciera daño. 

Recuerdo.. que cuando murió la abuela...  el abuelo empezó a tener mucho miedo, y se hizo un niño en medio del abismo... y decía mucho con voz trágica y teatral... "sólo os tengo a vosotros en éste mundo" A mí eso me hacía reir.

Yo quise a muchas personas. Pero no siguieron en mi camino. Sobretodo aquellos hombres que tanto amé, sobretodo él. Ninguno de ellos dejó en mi cuerpo algo más que el polvo y perfume de mala ginebra y de estación de tren que arde en el infierno y que ya nadie recoge ni la maleta ni la memoria. 
De mis amigos, fue igual. No estuvieron cuando los necesité... Aunque es cierto que tampoco los llamé, porque esas cosas no deben funcionar así. No leyeron mis ojos. No conocieron el corazón que me hacía decir, callar o mentir. 

Por eso ahora...  aquí, está mi perro, mi gato, mis padres y mi hermano. Y luego allá, dos personas, sólo dos personas, que adoro... en esa otra relación del espíritu y de los mares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario