HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ayer mis padres... estaban viendo un programa de La 2, de canciones para después de la guerra. Yo fui allí un rato.. y sonaba una de un hombre que cantaba a su amada su sangre y quebranto porque se había hecho monja y yo le dije a mi viejo "¿a qué al escucharla, tan bonita, te hacen ganas de hacerte monja"? y se rió y metió bromas a mi madre con eso porque él siempre la tomaba como tal. Fui feliz ayer con ellos allí. Mi viejo estaba sentado en la mesa del ordenador, mirando la pared, pero escuchando las canciones. Mi madre muy silenciosa frente al televisor. Y yo por ahí en otro sofá. Yo durante un rato, me enfadé con esas canciones, porque eran las canciones de la vergüenza y del olvido y empecé a decir que dónde coño están las canciones de los republicanos, de la dignidad.. y no ésta aberración.. Mi viejo me dijo "mareva no sé si no te enteraste que los mataron a todos, que ya no estaban sus canciones" Yo les dije "mentira, estaban, las cantaban ciertas personas en su clandestinidad, en sus casas pobres, las cantaban llorando, las cantaban con rabia, pero las cantaban" Y hablamos así un rato de política. Y siguieron sonando las canciones. Y comprendí algo, al oler el corazón de mi padre, comprendí que algunas de esas canciones que sonaron se las cantó su padre... mi abuelo sabía miles de canciones.. él siempre cantaba... conocía también muchas canciones republicanas.... él era republicanoo..... mi padre alguna vez trató de buscarlas por lo que recordaba, pero nunca las encontró. Y así escuché algunas con corazón y me gustaron. Luego sonó una de no sé qué marinero que nunca había vuelto.. y la mujer desolada, gritaba su pena de amor, y yo les dije que a lo mejor en el fondo de esa canción, todo ese dolor, era a un amante fusilado, y era una metáfora. Y a raíz de eso, hablamos de aquí había quedado la calaña des-intelectual.. y que sólo se filtraba ciertas canciones y libros, muy sutiles, muy raramente... que los buenos se exiliaron o murieron. Mi viejo dijo que gente totalmente abobinable como Camilo Jose Cela que luego le dan el premio nobel y que se había ofrecido a la policía, diciendo que él conocía intelectuales de la resistencia para denunciarlos. Y así, mis padres y yo, sentimos un grito de dolor y de asco.
También sonó una canción infantil.. y yo tuve un deja vu, de cuando era muy pequeña.. y que alguien me cantaba esa canción, moviendo mis dedos. Y lo dije, dije que no sabía quién. Y mi padre dijo "era yo" Y yo le di un beso en la mejilla, y adiviné una lágrima en sus ojos. Y tuve la sensación de que esa canción de cuna él se la cantaba a su hermana, que murió muy pequeña... y luego me la cantaba a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario