HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ayer también paseé por éste pueblo, no suelo meterme por el pueblo... suelo irme al monte o al río. Y sentí algo hermoso, porque no había ni dios, era una tarde soleada y bella, no vi ni un coche ni a una sola persona... y me gustó esa sensación de pueblo fantasma, unida a mis recuerdos fantasmas de cuando era niña y jugaba en el pueblo. Vi en el soportal del ayuntamiento.. un recuerdo de cuando jugábamos al monro, de una pared a otra pared, solíamos meternos allí cuando llovia. También pasé por la casa de una amiga de las de entonces... y recordé su perro en la puerta... era una puerta que ya no estaba y le habían echado cemento... también vi el lugar donde estaba la arena del ayuntamiento donde yo iba con calderos por órden del abuelo para robarla y él hacía con ella cementos y sus cosas, y ya no quedaba ni un grano de arena. Me vi a mí misma en un banco de la plaza por la que pasé, una noche puta fumando hachís llena de muerte en los ojos.. con el Thor a mi lado. También vi en la iglesia la cruz que pone "caidos por dios y por españa" y debajo de ella una vez escribimos con un espray "y por hijos de puta". Me gustó ver la decadencia de la iglesia y su pared que se cae a cachos.  Y recordé un cartel que hay a la entrada del pueblo que la pone como munumento de turismo y eso me hizo carcajearme y pensar en las glorias del pueblo y la sociedad de las estatuas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario