HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Dentro de un rato quiero viajar con el tambor. Vuelvo a sentirme viva. Todo preñado de poesía y metonimias de rayos y enanas blancas. Cada hierba, cada árbol, siento que tiene una memoria y un alma, un lenguaje, un lugar distinto en la percepción del cosmos. Yo a veces sólo soy sal... bajando por pianos y piedras. Todo es un sueño. Y algo mucho más profundo de lo que jamás podrá nombrar mi lenguaje germina sobre la poesía cuántica y la anarquía. Pero no está anclado. Siento que por eso no puedo acceder del mismo modo con el tambor. Como se mueve la tierra y el sol y las galaxias, como se comunican entre ellas y el movimiento rizomático de todas genera vete a saber qué órden del movimiento, se mueve también el corazón del tambor.  Y como yo no conozco lo que hay detrás de la grieta sino cuando vuelo en su deriva... y su movimiento ya me ha transformado... no puedo echar miguitas de pan para acordarme de cómo se vuelve.  Porque nunca es igual. Todo cambia y se mueve. Creo que a veces.. en esa grieta, entro sin darme cuenta al Aqueronte.... y esos ciclos y vueltas de elipsis que yo no puedo controlar... me llevan a la sombra... porque en la sombra también habita la conciencia y otra percepción sobre el total incognoscible......  Porque allá, detrás de la grieta... se mueven los filamentos enraizados a algo que se mueve.. y creo que a veces despego... magnetizada por un agujero.. que a su vez es rizomático de algún otro lado de su envés.... que hace montaña, al otro lado de la sombra.... 
Creo que esto tiene qué ver, con mis súbitos ataques de callejón, de melancolía y de náusea. Estúpidamente, terrenalmente, quiero hacer un mapa, quiero fijarme un faro cuando allá siento la luz... pero como yo no puedo controlar ni tengo ni puta idea... de la física y ley de esa luz, mi razón, me hace una trampa al desearla y asociarla a un falso camino. Porque los caminos no existen.. sólo durante una milésima de segundo y jamás vuelven.. Por eso es necesario tener en cuenta siempre que sea lo que sea será lo Desconocido, y el absolutismo del presente. Mi jodida mente y sentimiento lo olvida. Y cuando lo olvido... pago sangrientamente mis pasiones.  Pero hoy vuelvo a sentir el carrusel de la amanita. Y el infierno y el cielo, juegan juntos a las cartas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario