HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Estoy segura.. de que si con K. no hubieran interferido, sentimientos de amantes, sentires que en la contradicción existencialista y nihilista, se tragan hacia dentro, para no pervertir el suicidio del amor. Sino hubieran aparecido expectativas, y pasiones de ayahuaska y necesidades pirómanas del cielo clandestino que siempre tuviera su nombre, su voz, su semen, su poesía...... que pusieron la máscara encima, la máscara de sangre y aullido, pero la máscara. Hubiéramos podido seguir estándonos, en la deriva. Seguir escribiendo los labios de cristal de la soledad mascando el agujero negro que viene debajo de las botas... con dos manos desnudas, sujetando el pájaro que se marcha, y sintiendo esas otras huellas dactilares, tan cerca, tan lejos, tan de verdad....

No hay comentarios:

Publicar un comentario