HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hace ya rato que ha salido el sol.... ahora el amanecer ha girado... y la montaña ya no lo cubre. En invierno hasta las 11 y pico, no se sentian los rayos de sol. En la habitación en la que dormía antes... me despertaba el sol en la cara, yo no bajaba la persiana, porque a veces desde la cama veía la luna y las estrellas... y además por allí no entraba luz... porque no hay farolas ni porquerías. Me quedaré unos días aquí. Me sano en la naturaleza. Con los años me he hecho más radical en algunas cosas... y menos tolerante... también la soledad genera una fuerte carga en la libertad... que luego me cuesta mucho perderla y moverme en los lugares donde ella no me canta. Desde que era niña me gustaba estar sola. Me gustaba jugar sola e inventarme historias en mi juego. Yo era muy feliz, hasta que conocí la escuela. Empecé a odiarla en el parbulario... cuando tenía 3 o 4 años. No me gustaba nada esa maestra, me causaba pavor el olor de los pasillos del colegio, no me gustaba nada lo que hacíamos allí... que era redondear con un lápiz letras una y otra vez, y berrear sílabas como monos.. y meter colores en triángulos y círculos y no salirnos de la raya, a mí eso me aburría mucho y lo emborronaba todo muy rápido para acabar antes y la maestra gruñía.......... Además yo ya sabía escribir y leer, porque mis padres nos los enseñaron antes. Mi madre era profesora y mi abuelo paterno. Cuando mi hermano empezó el colegio...que es dos años mayor que yo, yo quería ir al colegio y lloraba por la ventana cuando lo veía marchar porque yo quería ir con él...,yo de niña seguía a mi hermano a todas partes, como él tenía gafas yo quería unas gafas.. pero nunca me las compraron y siempre que veía alguna gafa me la ponía.. se las quitaba a mi padre, a mi abuela. A mi hermano le pusieron un parche en el ojo por no sé qué problema de la vista de niño, y yo también me lo puse.. aunque mis padres me lo quitaban.... Yo quería los mismos juguetes que mi hermano.. y a él le gustaba el lego y hacer construcciones.. y escarbar en la tierra y hacer muros de tierra en el arroyo para cambiar su curso...... y entonces a mí también me gustaba. Mi madre me contó que la primera vez que hablé dije Akán... y fue para llamar a mi hermano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario