HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He comido un poco. Ahora fumo un cigarrillo... ahí fuera, un abuelo juega con su nieta al balón. Es algo que me enternecería bajo otra circunstancia que desconozco. El cielo está completamente azul. Hay ganas de música de humo en esos escenarios que aún beben la noche de tus ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario