HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado por ahí con un amigo tomando unas cervezas... y me sentí muy feliz, natural, libre, medio vagabunda.. y sentí el canto de la amistad, de los caminos, de las canciones. Ahora he comido unas lentejas en un taza y me ha entrado sueño. Una zona de mí, sintió algunos poemas para escribir, en otro lado, flotando con las piedras mojadas, con las aperturas del pentagrama y de una ausencia... pero se fueron bostezando a esperarme con los colibríes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario