HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He ido por ahí con el perro...hoy noté que cojeaba menos y él tenía ganas de andar... así que lo dejé que guiara el camino. Yo estaba contenta, con la música que escuchaba, con la alegría del perro.. todo parecía hermoso.. pasé por un sitio que hay una iglesia evangelista o no sé qué, y fuera ponía "conoceréis la verdad y la verdad os hará libres" y me hizo gracia eso.. y estuve pensando en mi verdad. y en el conocer y desconocer.... luego había unas 15 personas sentadas en unas sillas.. y recordé una vez que pasé con X. y estaban también allí y el bromeó sobre entrar y decirles ¿esto es alcohólicos anónimos no? pues mirar soy tal y blabla. Y contó una historia muy chistosa. Y seguí caminando un largo rato, parándome a veces a jugar con el perro o sentarnos por ahi. No pensando demasiado... sólo sintiendo con la música. A veces voy distraida y no me fijo mucho en el perro, voy confiada, porque no suele hacer nada raro a no ser que vea a otros perros o algún niño con balón, no se suele acercar a los viandantes. Pero pasaba una paisana con un ramo y el perro se tiró al ramo y le arrancó unas hojas. La paisana dijo algo con la cara muy enfadada, pero yo como tenía la música sólo la vi gesticular y me pareció una película, porque hallé un poema con la música que estaba escuchando, una sincronía, un significado que tenía mucho que ver con la canción y eso me hizo sonreir.  Luego vi a otra mujer con un ramo.. y el perro trató de ir a por el ramo, pero ésta vez lo frené. Y me di cuenta que era el rollo ese del ramo y de los curas. Kavka hace eso.. porque yo suelo jugar con él con palos y ramas caidas que a veces tienen hojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario