HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy quiero velar la noche. Honrarla... y a su silencio, y al vacío de la casa y a mi vacío. He de aprender a tener paciencia para esperar a la nada. Quiero ser como esos viejos de mar... que están semanas enteras sin decir ni una palabra.. y si acaso dicen algo es medio inendentible, en el vino o entre las olas. Sé que peco de impaciencia... conmigo, con mi escritura y los significados, con la belleza, con el ansia y la angustia. Y tengo que refrenarme. Porque lo que me causa la pérdida de la conversación con el infinito, es mi jodida ansia. Por eso casi no conozco la paz interna, conozco el éxtasis, pero la paz es otra cosa, un poco triste, como un venado que camina y su sombra se confunde con las ramas. Mi mente busca y busca. El agujero de mi entraña fada la lejanía del cielo. Y por ese motivo, toda mi vida he estado mordida por el fuego. Quiero ser silenciosa como las viejas que viven solas y que sólo hablan con las palomas en el lenguaje del moho del pan. Quiero meter las palabras en el fondo de los charcos... Pero irónicamente necesito escribirlo todo. Aunque la escritura está tan bien tejida en amor con el vacío y con la despedida y de algún modo la muerte. Mi camino me lleva a la soledad. Y la soledad me lleva a todos los caminos.  Ahora busco la fortaleza de sus ruinas. Busco ser como una piedra... como un corzo, como un pájaro.  Y cuando tenga relaciones con humanos... he de meter todo también antes bajo los charcos.  No afectarme. No perder el poder de la soledad y de los árboles. Y para eso creo que tendré que usar el disfraz y el desapego y la ironía.... Pero ahora me da igual. Ahora sólo está el perro y la noche.  Éstas últimas líneas que escribí, hacen en mi interior el efecto contrario.. vuelven a meterme el ansia, mis planificaciones, mis blabla. Y eso no es el espíritu del águila. Sé que debo esperar.... esperar a que la luna se acerque... apretar sus hilos en el beso de la oscuridad y la luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario