HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy todo ha sido violento. De nuevo todos esos gritos, ese dolor grapado donde se suicidan los motivos. Me he sentido en la explosión, en lo trágico, con una profunda tristeza, medio belicosa, como si todo se hubiera despertado oscuro y suicida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario