HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Kavka ha vuelto a cojear mucho. Me preocupa. Tengo que llevarlo mañana al veterinario, aunque me metan una clavada, aunque tenga que pedir prestado.... Kavka me preocupa más que yo misma en muchas cosas, si me entran ataques de tos a mí me da igual y enciendo un cigarrillo, pero no soporto verlo toser a él. Lo adoro. No quiero que sufra nunca... que nunca esté triste, que todos los pájaros le besen el paso. Él es puro corazón, es la criatura más buena y mágica que yo he conocido. A mí me da igual comer arroz una semana entera... o cosas insípidas y que saben hasta mal, pero a él le compro un pienso muy caro. Kavka me gasta casi todo lo que gano y no me importa. Kavka es mi mejor amigo, es el que está siempre, el único que conoce mis ojos en todos sus ojos y momentos. Cuando estoy triste... él me devuelve la alegría.

1 comentario:

  1. Mareva. Mírale bien entre los cojinetes de las patitas, a veces se les puede clavar una espina o cualquier otra cosa que ellos no pueden extraerse. Mira si están inflamados. Y mira también si tiene fiebre, algo que puedes comprobar en la nariz (si está seca y caliente). Ojalá Kavka se restablezca pronto.

    ResponderEliminar