HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Llego a casa.. y me abro una cerveza fría.. que sabe muy rica. Hoy he sido otra vez feliz... junto a mi desconsuelo, junto a las heridas de la tierra, y las historias del naufragio y de sus amores. Pensé que todo era una canción de brujos. Estuve en el río... hay un kilómetro o por ahí, a su vera por el que suelo ir, y cada vez me siento en un lugar distinto, y todo cambia, no parece el mismo río, ni el mismo pueblo. Yo estaba allí con un palo en la mano, y me sentí como una pastora de ovejas sin ovejas y que está esperando a que se guarde el sol para llevarlas a la cuadra que no existe. Y eso me hizo muy feliz, mientras Kavka no salía del agua, y chapoteaba río arriba y río abajo. Escarbando en el agua y en el barro... canturreando sus filosofías de perro y llenándolo todo de magia.  Tiré la piel de la mandarina al río... y Kavka fue en su busca 100 metros río abajo y volvío con una cacho de la cáscara y se sentó a mis pies y le di un gajo de la mandarina y abandono la piel y ya no miró más para ella.. Y sentí que eso era lo importante. Que era mucho más insensato perseguir un fin y destino, que un cacho de fruto río abajo y luego olvidarse de él y seguir haciendo algo parecido, sin cesar, por puro juego. 
Luego sonó una canción que me hizo volar de amor y sueños de bodegones en trenes que vuelan. Mientras miraba el río... y las hierbas que había a su lado... había cientos de clases distintas de plantas y flores de las cuáles yo sólo conocía un par de nombres. Me hizo feliz sentir toda esa diversidad. Y luego fui a echarme a los prados y ver el río de lejos. Y en esos prados en cada metro cuadrado, hay cien clases distintas de hierbas y plantas también.. Hay agricultores que lo arrancan todo y plantan sólo aquello qué mejor va a las vacas. Y no se dan cuenta que están destruyendo la vida, la de las personas, la de las vacas y la de todos y todo.  Cuando la gente mira a su bolsillo y a su beneficio, en el sector que sea, cuando busca más producción y toda esa mierda de los hijos del capitalismo, destruye la vida.  Incluso aquella gente que vive directamente de ella, como los pescadores, agricultores y ganaderos, lo hacen de forma infame. Pensé que en éste pueblo quedan todavía islas y vergeles, porque es un pueblo sin futuro cívico, donde quedan 4 y cuando no quede ninguno será mucho mejor para la vida. 
Luego.... estaba escuchando otra canción y sintiéndome volar con ella... y el viento empezó a llover a una especie de frutos alargados y como con plumas de algodón de los chopos. Y  fue muy hermoso, caían decenas sobre mí... y luego el viento resopló en el suelo y las hojas caidas del pasado otoño echaron a volar hacia arriba en círculos y yo me sentí en un paraiso... mientras Kavka corría para cogerlas.
Luego también vi el corro de la bruja eso me lo contó mi viejo y me enseñó su nombre, mi viejo me dijo que esos corros de setas, funcionan como un único ser vivo, y que si se daña alguna seta, si se cortan mal o antes de tiempo, muere todo el corro. Se distingue porque la hierba es más verde oscura y más brillante y hermosa. A mí eso me parece una hermosa metáfora, de todos nosotros también, aunque no nos demos cuenta, si unos mueren de hambre y de miseria, su muerte también se queda en la nuestra y la empuja. También somos un corro de bruja... y estamos alimentando la avaricia y el crímen,  la usura y la desigualdad, y eso hará que el corro nos ahorque la yugular. Cada vez hay menos mariposas y abejas y zorros y osos y ballenas, y eso hará también que el corro traiga su muerte a la nuestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario