HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me despierto algo triste... en la ciudad me separo de mí... acabo recibiendo composiciones del dolor... en esas ecuaciones ambientales que penetran poemas rotos,  y reacciono del mismo modo. He tratado de cambiar mi reacción... para transformar para siempre el ambiente... Pero hay un poso abstracto de desolación que empieza a hablarme... Hay demasiadas cosas que no dependen de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario