HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me gusta recordar la infancia, porque muchas veces no la recuerdo... la memoria es caprichosa, sigue urdimbres de ley medio oculta... algo hace activar, desde la metafísica y existencialismo del presente... ciertas vivencias y desactivar otras... que siempre tienen algo qué ver con el camino del espiritu y del descubrimiento interior. Por eso cuando uno está jodido, recuerda las cosas putas, porque el Ser quiere que luches y que las abras y leas debajo... y en su magia, te muestra cosas antiguas, entrelazadas.. porque en el fondo, es el mismo grito que quiere hablar y liberarse y es cuántico.... Nada es casual, todo habla hacia la introspección y el conocimiento, hacia la verdad.. Nadie puede escapar de la verdad de su espíritu.. si tratas de hacerlo te cortará la yugular en el mayor espanto y fracaso y pérdida..... Todo lo que necesitamos ya lo tenemos, aunque a veces no podamos aceptarlo. Todo lo que pensamos y sentimos... aunque a veces sea una intromisión abstracta, perturbante, monstruosa, en el fondo lo que hace es abrir el umbral. En la mente y en el corazón, vive todo el universo.  Es díficil a veces aceptar ciertas naturalezas de unx, es díficil aceptar sobretodo aquello que sentimos abobinable.. pero curiosamente si lo sentimos tan abobinable, es porque lo hemos sido hasta los piojos de Franquestein...Todos los monstruos lo único que quieren es bailar y amar. Creo que el infierno lo provocan las relaciones sociales, sobretodo entre los hipócritas. Yo estuve rodeada de hipócritas en mi pasado. De gente que no tenía ni puta idea del espejo que seguía... gente que funcionaba como autómatas del chiste macabro de su espíritu pero no se reía.... estaba estreñido. Odiaba en el afuera, lo que tenía dentro, lo que no se atrevía a liberar..., y entonces se convertía en una maruja del PP. Y dentro era una marioneta agarrada en los hilos de su propia prisión. Mucho más animales que los animales, porque los animales viven con el corazón y con su alma siempre libre. Yo me di cuenta del espejo, primero odiándome terriblemente a mí misma y culpándolo todo en mí...y luego alejándome de mis amigos de entonces y de la hipocresía... y escupiendo contra la sociedad en mis aquelarres alcohólicos....
La soledad... es indispensable, es urgente, para saber quiénes somos, para escuchar a la luna... Las sociedades que se agrupan en rebaños... y hacen teorías y resoluciones y leyes y universidades, en rebaños, para el rebaño y que encima están manejadas por los pastores del capitalismo y la estupidezy la infamia, están condenadas. Es necesario ser lobo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario