HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Mi madre me ha quitado las sábanas de mi cama. Mi cama aquí, es un colchón tirado en el suelo. Yo he ido de muy mala ostia a decirla ¿qué te dije de que jamás aunque estuvieran llenas de sangre y vómito, que jamás me quites las sábanas? tú quita las tuyas todas las veces que quieras, las mías no". La otra vez que estuve aquí, cuando llegué tampoco estaban mis sábanas.. y estuve tres días durmiendo sin ellas y me picaban las mantas en la piel.. y sentía que estaba durmiendo entre escombros.. y al cuarto día... ya cansada de esa cama de la ruina, puse las sábanas. Y sólo las he usado... dos o tres noches, y ya me las volvió a quitar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario