HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Nunca seguí ningún camino. Sólo el de los sueños. No elegí nada de lo material ni de lo asible. Ni en las relaciones humanas, ni en trabajos, estudios, o supuestos porvenirse que labrarse. Nunca aposté por nada que no fuera lo imposible. Por eso soy vagabunda.. que vivo de lo que otros me dan... y yo sólo devuelvo canciones. Y ya no sé ser ninguna otra cosa, ni quiero. Mi herida incurable vino de la realidad que ellos dijeron, que ellos golpearon con sadismo y fascismo sobre mí, su falsa democracia levantada sobre crímenes que quisieron llenar de olvido y de mentiras y sus cajas registradoras marcando cada día la alarma del despertador de una tierra podrida.  Y no participé en nada con esa sociedad ni nunca me levanté cuando sonó su horrible canción de muerte. A esa herida, le debo un fusil.... y a lo otro un huerto, plantar árboles, velar por los animales y nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario