HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Por alguna razón siento que los únicos que pueden darme las respuestas que necesito son los muertos. Los vivos están tan perdidos como yo y ninguno la tiene.  Cada cuál en su quimera, en su canción de amor, tratando de evitar el precipicio.. y sintiéndolo dentro de sus venas como el insaciable tango de la venganza de la luna.
Y como he perdido del todo la lógica y mi sentido humano entre la humanidad. Tengo la sensación de que cuando entro en trance... hablo con los muertos.  Como si hubiera una dimensión escrita con poemas de éter. Como si hubiera un lugar donde nunca existió el tiempo, ni el principio ni el fin. Y ese lugar se comunica conmigo con metáforas y con sinestesias. Tal vez pueda parecer algo de la locura, pero a mí es lo único que me conmueve la búsqueda de la primera flor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario