HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

También me pasó algo ayer raro... en ese trance.Me es díficil... escribir y llevar hacia la razón o hacia el conocimiento sinestésico... los procesos de mi sentir y de mi percepción, cuando entro en trance y tampoco lo recuerdo todo al salir...., porque allí la palabra casi no existe y la mente es como gas. Tuve una especie de visión corporal... y creo que algo alucinatoria, sentí una bruja muy anciana dentro de mí.. vi durante un segundo sus tenebrosas manos, salír de mis manos... Sé que eso son metáforas... sé que esas sensaciones oníricas, las provoca parte de mi insconciente, de mi miedo, de mis grietas, de mis fantasías. Y yo me las tomo como tal. Como metáforas.. que descubren en mi intimidad, lugares ocultos de mí misma y de lo abstracto.  Lugares que luego he de labrar.. con la música del viento, con el poema, con el paso.

Esa bruja... me despertó extraños sentimientos, e hice una especie de psicomagia, con mis emociones... a través de observar mis manos, y mis manos, me hacían sentir, mi alma, mi intimidad, el fondo oculto de mi corazón... y busqué aceptar y amar mis manos... y sentí como una especie de calambre en ellas, y en ese calambre, sentí todo el odio que me había tenido... todas las ganas con las que alguna vez intenté matarme en diferentes planos de la metafísica y de la carne. Comprendí que en mi pasado había desdoblado mi identidad, porque profesaba un sentimiento suicida muy oscuro. Y detrás de él... estaba el sufrimiento de mi niñez... esas heridas que de alguna manera siempre llevé ensangrentadas dentro.  Esas heridas que se abrieron siempre en mi relación con los humanos. Durante un segundo vi las manos de cuando era muy pequeña en mis manos... y sentí algo muy inefable en ellas.... y un raro cambio de percepción sobre mí misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario