HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Tuve sueños hermosos.. algunos dónde sólo aparecía la mata del monte, y agujeros, era como si hubiera un foco cinematográfico, muy cerca de la tierra, y fuera moviéndose por el monte rápido, como una cámara en la que la imagen era redonda... y estuve mucho rato soñando con eso, con hierbas, y tierra y agujeros en el monte... en ese enfoque que recorría cientos de kilómetros de monte. Creo que ese sueño fue muy terapéutico para la ansiedad que he tenido estos días con tantos recuerdos y visiones.

Luego soñé que yo iba a buscar a no sé quién... y atravesaba un parque, donde había decenas de chicos jugando al fútbol... y yo me metía por el medio... y a veces venía el balón hacía mí y le daba una patada... en un momento les dije que como dieran con el balón les iba a morder en el cuello.. y uno de los chicos se rió.. y le dijo algo a otro.. luego en un momento fui a quitarle el balón yo a uno de los chicos como jugando.... y luego ellos tenían curiosidad y medio maldad, hacia mí.. y vinieron.. y me rodearon en un círculo.. eran como diez, y yo les dije que yo ya había muerto cientos de veces y no sé qué del desierto y del sol.. y uno de ellos me acarició las piernas y dijo que porqué no estaba depilada y yo le grité que porque yo nunca seré lo que esperan que sea ni seré de nadie.. y hablamos más cosas, ellos eran como niños... y luego pasó algo muy raro.. en ese círculo entre todos esos chicos sentí que todo se hacía energía.. que ese círculo y yo, nos íbamos volando. Y sentí un profundo placer y paz. 

Luego llegué a una ciudad.. a una tienda de tatuajes o no sé qué coño.. y estaban dos amigas conocidas y otra que nunca había visto.... Y yo les iba a contar lo que me había pasado en el parque pero no lo quisieron oir.  Estaban a otras cosas. Y luego nos sentamos en una escalera... y se acercaron unos niños, eran una veintena de niños, entre 5 y 8 años. Y yo empecé a jugar con ellos, hacía extraños alaridos, sujetándome el codo, y los niños repetían los mismos alaridos sujetándose el codo... y eso hacía música, y luego yo hacia otro sonido sujetándome la nariz, y ellos lo hacían, y sonaba un eco tan bonito y musical, y luego hacia otro sonido, agarrándome un pie y levantándolo y ellos lo volvían a hacer.... Y reían, reían tan bonito.

La chica que no conocía en el sueño, me regaló no sé qué  o me dijo algo bonito....y me dijo que lo hacía porque hoy yo habia sido la madre.

Yo estaba algo triste con ellas.  Y creo que es la representación de lo que siempre me ha pasado con los amigos. Siempre me he sentido algo cabizbaja y Franquestein e incomprendida y marginal.

Y luego yo estaba durmiendo en la casa de la ciudad y otra amiga estaba allí esperando a que me despertara, y cuando me desperté, me contó de sus amores y desamores con las mujeres y venía en busca de consejo..... y que ahora había conocido a otra amante pero que ella quería a la de siempre pero que la de siempre a ella no la quería...., y yo le dije que mucho mejor, que siempre es mejor que sean dos, y tres mejor que dos, y que así más fácil con el cada una, que no se ponga nerviosa.. y que si alguna de ellas no le da algo se lo dará la otra  y del revés, que eso es mucho mejor para el amor y para la despedida. Y mi amiga lloraba de risa y tenía de pronto una cara de duende verde y me abrazó de corazón.... 
Ella no se fiaba del todo de la que acababa de conocer y yo le dije que se fijara en cómo era su casa... y que si tenía plaquet o no sé qué cosa rara de bluquer por las paredes o los cuadros colgados que tuviera cuidado porque sería una asquerosa burguesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario