HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Vivo aquí... como la loca de la colina.  Bailo con el perro debajo de los chopos y dentro del río.... me siento un extraterrestre cuando se me acerca un humano.... Y estoy siempre buscando lo extraordinario....y queriendo salir disparada de la tierra y no volver. Y con una insaciable búsqueda, de los meta-significados, mi metarostro.., del porqué he sentido esto y lo otro y qué ecuaciones se forman en el interior de los soliloquios de las fotografías quemadas y en qué lugar oscuro escupió el verbo o la rosa.. y de dónde me vino esa herida, y cómo debo actuar para cambiarlo y ser un ejército y superarme y evolucionar..., del escribirlo, del llegar a un sitio nuevo y mejor con las palabras,  del quién soy... y cómo nació el sol...., y desde dónde me llegó ese escalofrío y ese réquiem, y dónde lo llevaré. Y todo eso es muy cansado. Y acaba jodiéndote la vida.  Me siento ahora como Forrest Gump cuando dejó de correr.  Estoy cansada de buscar respuestas y de hacer preguntas. Yo no quiero llegar a ningún sitio. Ni saber nada. Me he dado cuenta que el conocimiento es un inconveniente más para vivir.  Los niños saben con los huesos y el corazón y juegan. Y no tienen ni puta idea del convencionalismo social, ni de la triste historia de la humanidad, ni el nombre que no sé quién puso a los paises que no sé quién amuralló, ni el de los ríos, ni la infamia de la colonización y de los reyes católicos y las mentiras sobre el pasado y las mentiras y olvido sobre la historia presente en los noticiarios, y todos los cuentos de labrarse un porvenir salvando al cerdo del senado y al Tio Sam..., ni multiplicar, ni dividir, ni para qué sirve el dinero, ni la mierda de la supuesta democracia, ni de las hipocresías, ni de la diferencia entre el bien y el mal, en la moral de los estados opresores y sociedades de la jerarquía. Y juegan. Y ríen. Y viven de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario