HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ya han vuelto las golondrinas.  Vamos acercándonos a la definitiva explosión. Voy creyendo que todo puede tener un final feliz... que encontraré mi isla, mi amor, mi fusil. Pero en el fondo sé que eso no pasará. Nuestra historia siempre ha sido trágica, surrealista, y del alzar de la guitarra del esperpento y su navaja mezclándose con el fuego y la mar.... dejando su luz, en el abajo del abajo.  Mientras estoy en medio de la deriva, no hay nada qué temer, sueño con los lobos, "porque sueño no lo estoy".

No hay comentarios:

Publicar un comentario