HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

aún vuelvo a la sombra
como defecto genético
cuando se mezcla la metáfora de la araña y de la tierra
en otra metáfora de la mesa despatada en la ginebra
o el beso huérfano en tu saliva

vuelvo por error o por grito
para yacerla
para agotarla
para salir parida de su vientre
porque fue su placenta la que me recordó la necesidad de recordar
ese baile de lobos
esa estrella tan sola, partitura de tu mejilla pegada de océano


porque para levantar el esqueleto
hay que conocer el lodo de la muerte
amarla
para arrancar vuelo cuántico
de orejas de lechuza
de corazón de puma
de piernas de barro
tetas de sal y ojos
vagina entre enana blanca y porqué es verde la hierba

No hay comentarios:

Publicar un comentario