HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos



lo que me quiere matar es lo que he de vivir, a fuego liberado
allá donde te habla con cuchillos el miedo
es donde has de ir, a salto de mata, desnuda, con la muerte entre tus brazos
incubándote, o libre o acabada
amarrarte el filo del espanto en lo umbilical
retorcerte serpiente y tundra con su horror de amor oscuro
engendrar dentro la noche sanguinaria
y parirte, la doble, la barriobajera con garras de águila y abismo
con arrugas de porquiosera
con cicatriz de sosa cáustica
con piernas de roca y viento
con voz de muerta y de pajarraco golpeado contra las cárceles
como una bomba nuclear

ser la muerte y la vida
en las ramas del mismo árbol
de niebla y fuego
succionando de su propia sangre
los ojos y las tetas del universo

1 comentario:

  1. Me gusta el nuevo diseño (más abierto y limpio)... La fotocomposición del perro, tal vez, debería estar en el encabezamiento???

    ResponderEliminar