HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Descargarse el peso del tiempo, al lado de la presencia de la muerte.
Fueron metáforas, las que inventaron los números. El valor es abstracto.
Metáforas las que sumaron tus arrecifes, en la herida de mis brazos, en el canto de lo bello, de lo mortal, de lo infinito.
Metáfora cada palabra disfrazada de un pretexto, de un contexto, del grito de tu mano vacía, del rostro roto en el espejo.
El amor, la búsqueda, el desencanto, el refugio, la intemperie.
Metáfora el color verde de los chopos, el azur, el negro. De un abstracto que proyecta, símbolos que embisten la arquitectura de fuego impalpable en la que caímos, piedra pequeña, huella de nieve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario