HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Qué paranoia.
Que te creí diablo porque me vi los cuernos y el fuego y esos ojos tan negros míos, en tus ojos. Todo animales. Insaciables del paraiso.
Porque trajiste hachís y cerveza. Y yo entré por tu ventana, con siete cajas más.
Que te creí mi lujuría, porque te lamí todo el cuerpo con la mía. Y seguimos mucho más allá.
Qué peligro de no saber parar. De no querer hacerlo. De que el siguiente paso, cruce en la muerte, la revolución de los huesos.
Qué chingada, reloca, mi cabeza que quiere controlar el orgasmo de los volcanes. Calzarte a lo largo, a la vertical, a mis tumbas y paraisos, succionarte, dárselo al poema y violarte de mi corazón. Y luego te culpo perra entre mis piernas rayo descalabrado de ese canuto que te puso a la defensiva porque yo maquinaba a tu lado, deshilachados viajes de plata quemada y fantasmas de manicomio, de sangre en la ventana. Quería salir de tu vida para siempre, llegar vestida de santa con el gozo que me diste hasta las estrellas y luego vestir a las catedrales de pulcra dinamita. Desalojándote.
Era yo también la viantada. Yo la ladrona. Por eso te vi, loco a ti, ladrón, traficante de mis sueños, puro Satán, porque las serpientes desde mi vagina bebieron liberadas toda mi alma.
Qué rara mi mano-esqueleto despiojándote los anillos, con la maldición de mi fogata. Viuda de la tierra, si me niego sexo de loba.
Si niego mi vicio enviciándote. Mi amor de abedules robándote el amor, a cambio de salir volando por los aires.
Si te digo que eres oscuro y que no tienes sentimientos. Cuando yo te cabalgo, cerrando los ojos, para no saberte jamás humano y nunca tropezar en tu corazón, ni herirnos en vano, ni agarrarnos. Cuando no beso tus labios, sino muerdo tu cuello. Cuando sólo quiero tu cuerpo y en tu conversación me voy a otro planeta esperándote el fuego.
Cuando fuimos tal para cual, vuelo de exiliados de la humanidad. Amor de amanitas. Esperanza en medio del abismo. Placer sin espuelas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario