HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Esa música, una cerveza, una airada de nubes y pájaros.
Demasiadas flores que hacen volar. Demasiado amor, junto a una humanidad que ha prostituido a sus hijos.
El amor, acaba en un fusil. Aunque hoy sólo quiera bailar y subir a Marte.
El amor, se mete en una barricada, o no es Amor. 
Ningún sueño se queda en el aire, sino coge las armas de lxs avasalladxs y toma el pan y la tierra, junto aquellos millones a los que se la arrebataron.
Pero hoy, yo quiero abrir hueso a hueso el placer de la vida. Permitirme, sin ningún reproche el individualismo absolutista de un cacho de la felicidad.
Hoy soy egoista de la luna entre mis piernas.
Me partí muchos huesos abajo. Hoy los restauro de tanta belleza que en cada piedra y rama, ama enloquecidamente todos los milímetros de la inmensidad de la vida. 
Hacer el amor, para hacer la guerra mejor. Para desear más, para no tolerar ni la mínima mueca de los proxenetas de la naturaleza y su gozo.
Amar tantísimo la libertad que tener afilados los machetes para jamás permitir que nadie manche la canción.
No se puede hacer la revuelta,  si no cree en la humanidad, ni en los delfines, ni en las raposas.
Hoy vuelvo amar. Pero el amor, es revolución o no es amor. Seguir su camino, es la conciencia, y la conciencia es llevar en la piel todos los moratones de injusticia y hambre y saberlos propios. Ninguna felicidad permanece, sino se lucha contra los criminales. Si se equivoca el camino en los paraisos artificiales, en lo yonqui de Marte, se explota con la muerte y se cae al infierno. Porque la conciencia es la anarquía. Y todas las estrellas lo saben. No permitirán que seas indiferente y cómplice a los asesinos, te envenerán el corazón, si usas las monedas y gastas el paso, en el burdel. Si agachas la cabeza ante la injusticia y la infamia, si callas la voz, te harán ceniza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario