HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Juntar el fuego y el agua, correr sobre el viento, y echar semilla de éter en la tierra.
Tal vez soy viciosa.
Pero no vayas a hacerte un plan de retroceso y blancura. Fóllate al vicio, dale más leña y hoguera, más letra y sangre. Y volverá a ser un ángel, todo santo.
Si romper las cuerdas del límite, hacerlo con toda el alma, con todos los huesos, ebrias de humedad e infinito. Pedir siempre más a la luna. Mucho más al olvido y a la felicidad. Más a la vida y a la muerte.
De andar de roña y hucha y ética, para un supuesto porvenir, sólo se alcanza la vejez y se paga la tumba a los buitres de las funerarias.
Dejar el cadáver como colectivización de bienes. Todo proletario. Todo sóviet.
Hoguera en la plaza. Guillotina en la memoria histórica.
No dejes con hambre a tus gusanos. Dales el canto, no permitas que ellos vengan a buscarlo cuando ya no sepas correr.

1 comentario: