HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

No sé qué es el amor.
Lo supe en el otro mundo y tal vez cuando estaba loca.
En éste era un esqueleto en un pupitre dibujando con alcohol y llama la muerte de la escuela y de los cielos e infiernos, en una bala de éter.

Mamá cuando era más pequeña, me dijo algo asi "el sexo es la unión más profunda entre dos seres que se aman y funden sus almas al mezclar sus cuerpos, sólo cuando hay amor" 

Yo nunca encontré lo que mamá dijo. Mi amor era de piratas, bestias y exiliados. Tan hambrientos del paraiso, tan yonkis de la luna, tan tierra sin tierra.
Y el sexo era también una nave que quemaba en el oceáno las orillas.
No sé si porque mi alma, era medio extraterrestre. O porque tenía marcas de heroina en el corazón.
O acaso el alma, era una botella de ginebra y un saltamontes. Una goma de borrar, un rizoma, un tiro de ayahuaska y un callejón.

Hoy no me preocupan esos problemas de gramática.

El amor es un concepto abstracto. Y cubre rotos con descosidos. Abedules con abejas.  Ríos con peces, virus y plantas mágicas y medicinales.
Y en lo abstracto, para mi él es puro amor.
En lo concreto, somos dos delincuentes de estrellas, asaltando por las noches valles del ayuntamiento, y marcando el territorio ácrata con el sudor del fuego. 

Es amor la maleza con el rayo.
Los cantos rodados y los violines.
El hachís y la lluvia.
Es amor mi costilla y mi otra costilla.
Amor mi saliva en tu piel.
Tu lengua adentro.
Amor el sol con la luna.
La mar con las nubes.
Amor el barro con la gasolina.
Amor los perros, las raposas y el salitre.
Todo es amor. Amor es abstracto. Todo es abstracto si quieres penetrarlo y desintegrarlo, descubrirlo, muy adentro, muy abajo río abajo, muy arriba luna que arde.
No hay que hacerse la rechingada. Ama todo. No metas en medio la idea, ni el futuro, ni la moral, ni la duda. Ama, goza, vuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario